Iñigo Cervantes escala posiciones en el ranking ATP y se asoma al Top 100

 In Noticias

Desde enero de este año, y con mucho esfuerzo, Iñigo Cervantes ha conseguido subir más de 130 puestos en la clasificación del ATP tour y se acerca al Top 100.

A finales de 2012, con 22 años, Iñigo se encontraba situado en el puesto 130 del ranking ATP después de protagonizar una temporada llena grandes resultados, incluyendo el logrado en Wimbledon 2012, donde no solo fue capaz de superar la fase previa, sino que llegó a segunda ronda de este histórico Grand Slam. En ese crucial momento de su carrera tenística y después de alcanzar la final en el ATP Challenger de Szczecin (Polonia), una lesión en su codo derecho, que en la posterioridad le haría pasar por quirófano, impidió que Iñigo entrara en el selecto grupo del Top 100 de ATP a finales de 2012 y principios de 2013.

Cuando ya estaba recuperado de esta lesión leve de codo y gozando del ranking protegido, Iñigo volvió para jugar la fase previa de Roland Garros. Lo que parecía una vuelta de ensueño, se convirtió en una pesadilla, pues en París empezó a notar ciertos e inquietantes dolores en la cadera.

Tras visitar al Dr. Ángel Ruiz Cotorro y otros especialistas, se le diagnosticó una doble rotura del labrum de ambas caderas, que le obligaba a pasar por quirófano y  ponerse en manos del prestigioso cirujano canadiense Marc Philippon. Era julio de 2013 e Iñigo se enfrentaba a más de un mes y medio en silla de ruedas y una recuperación de no menos de 9 meses. Su sueño de entrar en el Top 100 se veía traumáticamente aplazado.

Durante el proceso de recuperación, el  tenista de Hondarribia trabajó duramente en interminables sesiones en la piscina y el gimnasio, con la única meta de volver a competir al más alto nivel y lograr sus objetivos como deportista. En ese periodo de tiempo, Iñigo tuvo mucho tiempo para pensar y para hacerse aún más fuerte mentalmente, afrontando con valentía y serenidad las situaciones más difíciles de su vida.

En marzo de 2014 volvió a competir a nivel profesional, aunque empezando desde cero, teniendo que afrontar la fase previa de diversos ITF Futures en Croacia. En el primer torneo, disputado en Umag, Iñigo no pudo superar la última ronda de previa. En la segunda semana, en el ITF Futures de Rovinj, Iñigo no solo pasó la previa, sino que alcanzó los cuartos de final. Y en su tercera semana de competición a nivel ITF Futures,  en el torneo disputado en Pula, consiguió alzarse con el título de campeón. Pero las alegrías no se detuvieron ahí, pues solo una semana después recibió una invitación para participar en el cuadro principal del Barcelona Open BancSabadell (Trofeo Conde de Godó). Su gran estado mental y de forma le permitió deshacerse de dos jugadores Top 100, Aleksandr Nedovyesov (72) y Dmitri Tursunov (34), y plantarse en 1/16 de final de este prestigioso torneo ATP 500 que se disputa en el club de Iñigo, el Real Club de Tenis Barcelona.  Un gran resultado que, pese a su ranking en ese momento, le volvía a hacer sentir tenista y certificaba la vuelta de Iñigo Cervantes a la élite del tenis.

A pesar de la felicidad de haber vuelto y estar jugando a un buen nivel,  Iñigo no se conformaba con lo conseguido y con su rendimiento. Su enorme ambición y pasión por su profesión, hizo que Iñigo diera un paso adelante y buscara nuevos métodos de entrenamiento que le llevaran al siguiente nivel. En su determinación por lograr su sueño de afianzarse entre la élite del tenis, Iñigo tomó una decisión muy difícil en su vida.  A finales de 2014, Iñigo Cervantes decide dejar Barcelona después de casi 10 años y poner rumbo a Javea para entrenar en la Academia Tenis Ferrer, bajo la dirección técnica de Javier Ferrer e Israel Vior y con Jaume Ros como preparador físico.

Después de una pretemporada en la cual no pudo hacer el 100 % de la preparación debido a algunas lesiones poco comunes, pero sin mucha importancia, comenzó el año jugando en la previa del Open de Australia. Pasaron los primeros meses de 2015 sin venir grandes resultados y cuando estaba 275 del ATP, Iñigo y sus técnicos decidieron que era el momento de apostar por él, viajar con él más semanas, trabajar más aspectos de su juego y poner una marcha más. Iñigo hizo un gran esfuerzo, uno más, y puso todo de su parte para lograr dar un salto de calidad para poder lograr sus metas.

Todos estos esfuerzos derivaron en unas mejores sensaciones dentro de la pista, un crecimiento como jugador que le permitió empezar a lograr mejores resultados, pasando alguna previa y llegando a las últimas rondas de los siempre duros torneos ATP Challenger. Su ranking y nivel de juego empezó a ascender.

La primera semana de Mayo obtuvo la primera de las recompensas a este duro trabajo y a su compromiso con este deporte, consiguiendo ganar en el torneo ATP Challenger de Ostrava (Republica Checa), donde se impuso a jugadores como James Ward , Ruben Ramirez Hidalgo o Adam Pavlasek para lograr alzarse con el título.

Ese fue solo el primer paso para lo que estaba por llegar. Después de entrenar y preparar los siguientes torneos viajo a Eskesehir (Turquía) donde consiguió llegar a la final del torneo, en la que perdió con el italiano Paolo Lorenzi (94 ATP) por 7-6 7-6.

Sin tiempo de descanso, el mismo domingo tras perder la final en Eskesehir, viajó hasta Vicenza (Italia). Allí completó una gran semana, que le llevaría a conquistar su segundo ATP Challenger de la temporada, derrotando en la final al Australiano Millman.

Hace dos semanas, el 5 de julio de 2015 para ser exactos, Iñigo completaba dos meses llenos de buenos resultados al conquistar el ATP Challenger de Marburg (Alemania), pasando por condiciones muy extremas, ya que en el partido de cuartos de final sufrió una deshidratación e insolación y no sabia si podría entrar en el partido de semifinales. Una vez más con su coraje y valentía consiguió saltar a pista y someter a Karen Kachanov para pasar a la final y levantar el trofeo de campeón, ante el local Nils Langer. Con este título Iñigo igualaba a Hyeon Chung y Teymuraz Gabashvili como los jugadores que más títulos ATP Challenger han logrado en 2015 hasta esa fecha, con tres.

Con estos resultados Iñigo ha conseguido hasta el momento su mejor ranking ATP de todos los tiempos y ahora está situado en el puesto 117 ATP.

Iñigo ha demostrado que es un candidato a estar entre los mejores del mundo en los siguientes años.

Iñigo Cervantes :

“Estoy muy contento por los resultados obtenidos, pero aún queda mucho para conseguir los objetivos que me propuse de niño”

Javier Ferrer :

“Iñigo es una excelente persona, con quien da gusto viajar y entrenar. Como jugador tiene un gran potencial, que ya lo está demostrando en los últimos meses, pero creo que puede subir mucho más su nivel con el tiempo y asentarse entre los mejores”.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search