“Nuestra misión es formar deportistas, pero sobre todo, personas.”

A todos nos preocupan los pequeños detalles en la vida, aquellos que sin pretenderlo se vuelven problemas que parecen inmensos e irreversibles. Sin embargo todo es relativo dependiendo de la perspectiva que tomemos.

Todo es solucionable hasta cierto punto o por lo menos es nuestra obligación intentar dar un giro a los acontecimientos y así comenzar a reconvertir una experiencia mala o negativa en una lección de vida con la que aprender a afrontar los problemas cada vez con mayor agilidad y que sin duda nos hará más fuertes.

Tanto en la vida como en el deporte nos enfrentamos a encrucijadas en las que la decisión tomada determinará nuestro camino. Haber vivido grandes experiencias, positivas y negativas nos proporcionará las herramientas para tomar la mejor decisión en cada momento.

“Nunca se gana por accidente. Siempre es el resultado de muchas intenciones, esfuerzo sincero, enfoque intenso, dirección metódica e inteligente ejecutada con habilidad.”

No debemos tener miedo al fracaso porque de ello se aprende y no huir de los problemas sino enfrentarnos a ellos porque la satisfacción producida cuando logras sobreponerte es tan dulce como la propia victoria.

En la pista a veces ganas y a veces aprendes. Mantener el equilibrio mental durante todo un partido es difícil pero es la clave para lograr más puntos que el rival. Siempre habrán contratiempos, pero la habilidad de cómo afrontarlos y solucionarlos marcarán la diferencia entre tú y el oponente.

“Adquiere la Mentalidad Ferrer y aplícala en todas las facetas de la vida.”

Estos son los pilares en los que el “Método Ferrer” se basa para formar a nuestros jugadores. Filosofía de vida real aplicada al deporte.

  • Sacrificio
  • Compromiso
  • Superación
  • Esfuerzo
  • Constancia
  • Compañerismo
  • Fe
  • Confianza
  • Respeto
  • Humildad
  • Tolerancia

Cualidades que se inculcan a nuestros jugadores diariamente, en cada entrenamiento, en cada partido, en convivencias grupales y conversaciones personales. Nuestros jugadores se sienten libres de dialogar, en cualquier momento, con nuestros entrenadores quienes comparten y difunden la filosofía Ferrer. El tenis es como la vida misma, es un fiel relejo de nuestro día a día. Tu coach es como tu progenitor, quiere ayudarte y guiarte por la senda más apropiada. Respétalo y escúchalo ya que su objetivo es común al tuyo.

“Acercarte a los que te apoyan y te quieren, cuídalos, puesto que nunca te abandonarán.”

Javier Ferrer Ern